Ingresar al servicio de Usuarios

12/06/2015 - Santa Inés Meat en SIAL SHANGHAI 2015

En el mes de Mayo se realizó la feria SIAL Shanghai 2015 y la licenciada Delfina Müller estuvo allí para representarnos. Tras su regreso la entrevistamos y esto fue lo que nos contó:

- ¿Cómo ha sido tu experiencia en la SIAL Shanghai 2015? ¿Cubrió tus expectativas?

La feria logró cubrir las expectativas de la empresa, como así también las mías en lo personal. El mercado chino es enorme, por lo que el haber tenido la posibilidad de formar parte de una experiencia semejante es algo que benefició a SIM con seguridad. Es más, algunos frutos ya pueden evidenciarse al estar la empresa ya en contacto con posibles futuras contrapartes en el continente asiático.

- ¿Qué pensaste cuando llegaste a la feria? Era lo que imaginabas?

Cuando llegué a la feria me imaginé esta sería grande, pero nunca TAN grande. La industria alimenticia es muy diversa, a veces más de lo que uno puede imaginar, sobre todo al encontrarse uno en un continente tan diferente como lo es Asia. Y frente a tanta versatilidad uno no puede aburrirse nunca. Respecto al Stand del IPCVA, este también me causó una muy buena impresión, puesto que no solamente uno contaba con su propio escritorio\meeting desk, sino que también con una mesa para tratar con clientes al mediodía en la terraza de la sección de carnes argentinas. Y estoy segura que más de uno de los participantes concuerda conmigo al sugerir que esta última fue una de las mejores ideas que pudo haber tenido el IPCVA.

- ¿Volverías a representarnos?

Definitivamente. En lo personal este tipo de experiencias es único, dado que enfrentarse a una cultura tan diferente como lo puede ser la china supone sus retos al mismo tiempo que una disfruta de su estancia en el exterior. En lo profesional, una busca comprender las formas de la contraparte a la hora de plantearse el proyectar negociaciones o no, mientras se evalúa al mercado en sí como también a la competencia. Es bueno saber que el mercado chino es verdaderamente un dragón.

- ¿Qué aspectos tomaste en cuenta destacar de SIM a la hora de representarnos?

Primeramente, lo personalizado de nuestro negocio. Creo que esto supone una gran ventaja a la hora de llegar al cliente, puesto que este ve el compromiso de la empresa reflejado en este aspecto. Más allá de que las exportaciones traten de un segmento de la producción disociado del de la faena, a la contraparte importadora siempre le compete saber o se interesa por la forma y calidad del negocio en su completitud, por lo que varios quedaron asombrados frente a lo “Taylor Made“ de nuestro servicio. En segundo lugar, se resaltó el hecho de que la empresa está invirtiendo en la actualidad para mejorar su estructura en lo que refiere a exportaciones, no solamente porque esto se lleva a cabo mayormente con capital propio, sino que por el hecho de que nos otorgará en el plazo de un año a dos una independencia en las negociaciones que hasta ahora lo obligaba a uno a tratar por medio de terceras partes.

- ¿Sabemos que la feria se realiza a nivel mundial, pero que la mayoría de potenciales clientes que la visitan son oriundos de China, cómo ha sido para vos comunicarte con gente que no habla nuestro idioma y que tiene una cultura tan diferente?

Es verdad que la cultura china es muy diferente a la nuestra. En ocasiones, mientras una estaba en reunión con un cliente, sucedía que algún extraño se sentara sin pedir permiso a escuchar de lo que se estaba hablando. Lo gracioso era que el cliente formal no se incomodaba frente a este tipo de gestos que en occidente resultaría como fuera de lugar. Sin embargo, todos teníamos al inglés como segundo idioma, por lo que saltaban también aspectos en común a la hora de comunicarse que facilitaba la tarea de comprender al otro y a su forma de negociar. Asimismo, los chinos eran muy respetuosos a la hora de mantener contacto visual en las negociaciones como así también en la forma de hacer entrega de su tarjeta.

- ¿Algo que destaques o quieras comentar de tu estadía en la República Popular China?

Shanghai me sorprendió rotundamente. Bien se sabe que es una ciudad que guarda su importancia en lo financiero, pero una nunca se imagina la modernidad de su infraestructura y la extensión de una ciudad de 35 millones de habitantes hasta que la ve en vivo y en directo. No solamente todo se encontraba traducido al inglés, sino que también los rascacielos eran más importantes que los de occidente mismo. Sé que esto no se evidencia tan plenamente en otras ciudades más tradicionales de China, pero realmente Shanghai resultó de una buena sorpresa en muchísimas dimensiones. Agradezco a SIM por esta oportunidad!


© 2014 Santa Inés Meat